Encontrado en la red.

Dice un viejo cuento, que cuando un niño está en el vientre de su madre contiene en sí mismo todo el conocimiento del mundo; Sabe cuántas estrellas hay en el firmamento, cuántas gotas de agua contienen los océanos y cuántos granos de arena cubren todos los desiertos. Conoce los misterios del cielo y las estrellas, y conoce hasta la última letra de la Torah, los Vedas y el Corán.

No hay misterio sobre la faz de la tierra que desconozca, ni misterio en el cielo o en el mar que no pueda resolver. Pero cuando está a punto de nacer, su ‘Ángel de la Guarda’ baja del cielo y colocando un dedo sobre sus labios sella todo su conocimiento dentro de él, y le susurra una sola palabra:

“APRENDE”
(Esto significa el huequito entre los labios y la nariz, el dedo de su ángel para olvidar lo que vimos allá).

#Saludos #Entrecanos
Carlos Miguel,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te invitamos a ver más publicaciones

Editorial

Fabricando un Padre.

En el taller más extraño y sublime conocido, se reunieron los grandes arquitectos, los afamados carpinteros y los mejores obreros celestiales. Juntos debían fabricar al Padre perfecto:

Leer más »
Editorial

Aún puedo, hijo…

Llévame al baile hijo que aún no estoy tan vieja ¡Quiero lucirme contigo! Bailando del brazo sujeta. Llévame el teatro hijo, que aún no estoy

Leer más »
error: Contenido de Entrecanos.com