In Editorial

Mi primera vez, a los 66 años…

Hola Comunidad:

Como les he comentado, acudo entre 4 y 5 veces por semana al gimnasio. En la plaza comercial donde este se encuentra, recientemente abrieron Body Wrap, un negocio que, entre otras cosas, ofrece el servicio de masajes. Un día que pasaba por ahí, me obsequiaron una sesión de 15 minutos, como promoción, para que disfrutara de uno.

Debo aclarar que nunca, en verdad nunca, me habían hecho, pero ya me imaginaba de lo que se trataba e intuía lo que iba a venir.

Y esta se convirtió en Mi primera vez, a los 66 años…

Unos días después de recibir la cortesía, pasé por el local e hice cita para el día siguiente. Me presenté puntual y recién bañado, después de terminar de hacer ejercicio.

Era un lugar cálido, bien iluminado, en tonos blanco y verde claro, muy agradable y con privados para los diferentes servicios que ofrecen. Me pasaron a uno de ellos y me pidieron que me retirara la ropa de la parte superior, y me recostara boca abajo en una mesa diseñada para estos trabajos, colocando la cara sobre una almohadilla tipo dona.

Pasados unos minutos, regresó Miriam, la persona que amablemente me atendió, prendió velas, un vaporizador que expedía un aroma delicioso, atenuó la luz y redujo el volumen de la música de fondo que se escuchaba.

Me aplicó algo que creo es un aceite, templándolo previamente en sus manos.  Masajeó mi cuerpo con sus manos, se trasladó de la cintura al cuello, alternando con sus nudillos y antebrazo según el sitio en que hacía presión.

Simplemente D e l i c i o s o, relajante, y hasta adictivo.

Al término de la sesión, me indicó que reposara unos minutos, me vistiera y regresara a la realidad, lo que hice a mi pesar ya que deseaba extender la grata experiencia.

A la salida me esperaba un delicioso té y recibí la información de los servicios que prestan, la manera de disfrutarlos, y mejor aún, las excelentes promociones que tienen por inauguración.

Quedé invitado a regresar, lo que sin duda voy a hacer. Siempre que asisto al gimnasio, paso frente a Body Wrap y recuerdo gratamente los 15 minutos de la agradable experiencia que amablemente me obsequiaron.

Si ustedes han recibido masajes, sabrán de lo que estoy hablando. Pero en caso de que no, se están perdiendo de una sensacional experiencia. La sucursal a la que fui se encuentra ubicada en la plaza Terrazas Arenal, en la Calzada Arenal #651, Col. Santa María Tepepan, Xochimilco 16050, CDMX. Sus teléfonos son 555 038 6336 y 556 199 0597 y su portal: http://www.bodywrap.com.mx/

Aprovecho para expresar mi agradecimiento al negocio y especialmente a Miriam, que tiene unas manos sanadoras y que motivan a la relajación.

#Entrecanos,

Recommended Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search

error: Contenido de Entrecanos.com