Los buenos cuentos empiezan así

Transmitir como lo hace Tatiana una de sus experiencias de vida, de manera breve pero tan descriptiva, hace de este cuento algo muy especial.
Había una vez una princesa que quería a un príncipe, pero este decía que no tenía corazón.
Un día ella abrazó al príncipe por la espalda y puso sus manos en su pecho, sintiendo unos latidos, entonces le dijo: “ ¿ya ves? si tienes corazón” y entonces él respondió:…
“No, los latidos que escuchas, son los de tu propio corazón que resuenan en mi pecho”.
Con el permiso de la Autora: Tatiana García @Tatianotzin.

#Saludos #Entrecanos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te invitamos a ver más publicaciones

Arte

Matteo Baroni, Escultor

Hola Comunidad: Matteo Baroni quien nació en Florencia en 1977, es un escultor y artista. Su trabajo se desarrolla en diversas formas escultóricas, y prioriza

Leer más »
Editorial

Me niego a seguir compartiendo.

Convidar es una acción que va más allá de compartir comida o bebida. Es un acto de generosidad y hospitalidad que fomenta la cercanía y el bienestar entre las personas.

Leer más »
Abuelitud

Humor negro

La vida está en constante movimiento» dijo Parkinson «No hay nada tan importante que no podamos olvidar» dijo Alzheimer «Mi vida está llena de aspiraciones»

Leer más »
error: Contenido de Entrecanos.com