Llévame al baile hijo que aún no estoy tan vieja
¡Quiero lucirme contigo! Bailando del brazo sujeta.

Llévame el teatro hijo, que aún no estoy tan ciega
Escucharé los preludios contigo a mi lado bien cerca.

Llévame a la calle, hijo aún tengo buenas mis piernas
A caminar sin rumbo fijo y a tu lado no me sentiré tan vieja.

Invítame a tu casa hijo, el domingo en la mañana
A compartir buena mesa y sentirme acompañada.

Háblame con cariño hijo, no me retes ni te exaltes
Las viejas son como los niños que nos mimen, nos sonrían, sin desaires.

Festeja mis ocurrencias hijo, no critiques mis locuras
Trataré de ser valiente aunque surjan amarguras.

No me alejes de tu lado hijo, no me hables con engaño
Tengo aún mi mente clara aunque los recuerdos son de antaño

Ven a verme a casa, hijo ya no te pediré nada
Solamente tu presencia y contemplar tu linda cara.

No me dejes triste y sola hijo ni me metas en mi cama
Los doctores se equivocan el dolor está en el alma…

Anónimo

Carlos Miguel
#Entrecanos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te invitamos a ver más publicaciones

Abuelitud

De 60 en adelante

Encontrado en la red… Si estás cerca (arriba o abajo) de los 60,Tomate unos 10 minutos y léelo, es totalmente cierto!!! 1. Es hora de

Leer más »
Editorial

Recuerdos

Cuando éramos niños, las clases comenzaban en Septiembre descansábamos en Semana Santa, Navidad y año Nuevo y el año Escolar terminaba en Junio. Había algo

Leer más »
Arte

Relato de una Planta

A veces, cuando se acerca a mi lado, la escucho pedirme perdón por su descuido, mientras me hace cariño en cada hojita. Ahora, también me revisa los tallos para ver si tengo nuevos brotes. ¡Y se pone tan contenta al descubrirlos..!

Leer más »
error: Contenido de Entrecanos.com