In Reflexión

Hola Comunidad:

Un anciano Italiano vivía solo en Nueva Jersey, quería plantar su cosecha anual de tomates, pero era un trabajo muy difícil para él sólo, desde que la tierra se había endurecido, su único hijo Vincent, quien le ayudaba antes, estaba en prisión.
El anciano le escribió una carta a su hijo, lamentándose:

Querido Vincent:
Estoy muy triste, porque parece que no podré plantar mis tomates este año, me estoy haciendo muy viejo y no podré excavar en el jardín.
Yo sé que si tú estuvieras aquí mis problemas se terminarían y sé que estarías feliz de excavar en el jardín por mí, como en los viejos tiempos.
Te ama, Papá.

Días después el anciano recibió carta de su hijo:

Querido Papá, no excaves en el jardín, ahí es donde están todos los cuerpos sepultados.
Te ama, Vinnie.

A las cuatro de la madrugada del día siguiente llegaron agentes del FBI y policía local y excavaron en todo el jardín sin encontrar ningún cuerpo, se disculparon con el anciano y se retiraron.
El mismo día el anciano recibió otra carta de su hijo.

Querido Papá ahora ve y siembra tus tomates, eso es lo mejor que pude hacer bajo estas circunstancias.

Te amo, Vinnie…

Autor desconocido.

Carlos Miguel
#Entrecanos,

Recommended Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search