Los dones de la vida

Que no sea por falta de esfuerzo, hagamos lo mejor que podamos para ser buenos agricultores.

Hola Comunidad:
 
Un hombre entró en un local y vió a un señor en el mostrador. Maravillado con la belleza del lugar, preguntó:
-Señor, ¿Qué se vende aquí…?
 
-Los dones de la vida. Le respondió el señor.
 
-¿Cuánto cuestan? volvió a preguntar
-No cuestan nada… Aquí todo es gratis…
 
El hombre contempló el local y vio que habían jarros de amor, frascos de fe, paquetes de esperanza, cajitas de salvación, mucha sabiduría, fardos de perdón, paquetes grandes de paz y muchos otros dones.
 
El hombre, maravillado con todo aquello, pidió:
-Por favor, quiero el mayor jarro de amor, todos los jarros de perdón y un frasco grande de fe, para mí, mis amigos y familia.
 
Entonces, el señor preparó todo y le entregó un pequeño paquete que cabía en la palma de su mano.
Incrédulo, el hombre dijo:
 
-Pero, ¿Cómo puede estar aquí todo lo que pedí…?
 
Sonriendo, el señor le respondió:
-En el Local de la vida no vendemos frutos, sólo semillas… Plántelas…

#Saludos #Entrecanos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te invitamos a ver más publicaciones

Editorial

Mindfulness o Conciencia Plena

Hola Comunidad. El pasado 6 de abril tuvimos una grata aunque entrecortada conversación con el Dr. Andrés Martín Asuero, especialista en Mindfulness o Conciencia Plena,

Leer más »
error: Contenido de Entrecanos.com