Hola Comunidad:

Charlotte Jakobi-von Müller acude a las ferias de trabajo como quien va de caza a la sabana en busca de una especie en extinción. Es jefa de recursos humanos de la empresa municipal de transportes de Múnich y busca desesperadamente trabajadores. Les hacen falta 200 conductores que hablen alemán y estén dispuestos a cobrar 2.580 euros brutos. Jakobi-von Müller sabe bien que la competencia por la mano de obra en Baviera es feroz. En la bandeja de entrada de su buzón de correo no se amontona ningún currículum. Es ella la que tiene que salir a la calle a buscar candidatos. “Aquí nadie busca empleo porque todos tienen. Es muy difícil encontrar trabajadores”

La falta de mano de obra cualificada en ciertos sectores es un problema que afecta a toda Alemania, un país en el que la economía crece, mientras la pirámide demográfica envejece.

Nunca antes desde la reunificación alemana el desempleo había sido tan bajo – 5,8% – en un mercado laboral que se encuentra en plena expansión.

Encontrarán mayor información en este enlace: https://elpais.com/internacional/2017/09/14/actualidad/1505387360_117506.html?id_externo_rsoc=TW_CM.

Carlos Miguel
#Entrecanos,