Hola Comunidad:

En 1994 Lisa Nichols estaba, en sus propias palabras, “quebrantada y rota”. Con menos de US$12.00 en su cuenta bancaria, Lisa era una madre soltera que apenas tenía dinero para comprar pañales para su bebé. Con casi nada a su nombre, las probabilidades de salir de la pobreza se acumulaban en su contra.

Lo único que tenía en ese momento, algo que bien podía llamar suya, era su voz.

En un momento de desesperación se paró frente al espejo del baño y se imaginó frente a miles de personas pronunciando un discurso. Ella no dejó de lado ningún detalle: La risa, las lágrimas, y los momentos conmovedores que dejaríann a su público al borde de sus asientos.

Esta imagen viva que jugaba en su mente se convirtió en su mensaje y su misión. Y en un instante descubrió el verdadero poder de su voz . Durante los últimos 20 años o más, Lisa ha tocado a millones de personas en todo el mundo con sus inspiradoras palabras.

Espero que este mensaje sea de su agrado y observen que aplica para cualquier edad.

Carlos Miguel
#Entrecanos,